domingo, 2 de julio de 2017

música para oídos zurdos


música para oídos zurdos. rock y rap de resistencia en bogotá es un libro recopilatorio de artículos publicados en el periódico desde abajo, escrito por diego sánchez gonzález.

el libro se concentra en la relación entre la música "joven" y la política, desde la década de los setenta hasta nuestros días. el vínculo que tienen el punk  y el metal generados en barrios obreros y el movimiento de izquierda, tan denostado en colombia. está estructurado en tres grandes secciones: rock, punk y rap en forma de entrevistas a las bandas protagonistas de la escena. 

en nuestra atarbana opinión es una perspectiva valiosa y esclarecedora de ver y entender la función de la música de resistencia en un país indudablemente desigual como el nuestro. la música entendida como un arma para hacer notar las fallas de nuestra cacareada democracia. se puede entender como un estudio sociológico más que musical relatado a partir de la reunión de jóvenes que ven en la música una forma de expresión y compromiso para sobrellevar la desventaja en que la sociedad los ha puesto por motivos de clase.

para muchos es un mundo totalmente desconocido, mostrado con honestidad y desenfado, es ese justamente el valor que tiene como documento. la forma como la comunidad asume su valor humano y político es de admirar pues no es la norma en colombia. hacer música de la nada, literalmente, usando ollas y escobas en un principio, comprando de manera cooperativa instrumentos para ser compartidos por varias bandas, organizando una escena propia como la de britalia, sin pretender por eso hacer demagogia sino un ejercicio de civilidad. no es de extrañar entonces que la música sea agresiva, contestataria y rabiosa, es un reflejo de nuestro país.

por otra parte es clara la participación activa de las mujeres, luchando cada palmo con el machismo, tradicional en la mayoría de los géneros musicales. sin embargo ninguna cede ni se ablanda, son fuertes y llevan el liderazgo en el tema, da gusto.

el único reparo que tenemos ante el libro es el descuido desde la parte editorial, hay una enorme cantidad de errores de ortografía, redacción e impresión que seguramente se hubiesen solucionado de haber tenido alguien encargado de la corrección de estilo. aun así su lectura no tiene desperdicio.

No hay comentarios: