domingo, 14 de febrero de 2016

las reinvenciones de bowie

en el mundillo de la farándula se cacarea mucho al hablar de la evolución y reinvención de un artista como si fuera una regla a seguir. está claro que nunca seremos los mismos de un año atrás, aunque se espera que se mantenga lo que está a favor del artista, no necesariamente del público. la mayoría considera que es suficiente con cambiar el corte de pelo y su color como lo hace madonna, y a eso sumarle un par de escándalos para mantener el interés, a la larga todo es dramaturgia.

en el caso de bowie tenemos todos los ingredientes pero también grandes aciertos en la música que componía, además de la forma en que lo hacía y con las personas que escogía para llevarlo a cabo. más de veinte años antes de morir decidió que terminaría sus días siendo monógamo y casado, llevando una vida tranquila y hogareña muy al contrario de lo que dictan las supuestas biblias del rocanrol. algo parecido sucedió con lou reed quien dejó en el lado salvaje de la calle para optar por meditar junto a su esposa.

bowie no se sentía cómodo con el epíteto de músico, se sentía como un experimentador, un diletante interesado por temas distantes para poder encontrar caminos y vasos comunicantes que lo llevaran a encontrar algo nuevo, o por lo menos nunca antes visto. sobrevivió en el tiempo gracias al cuestionamiento y la falta de temor ante el cambio, pero con una sustentación sólida de lo que hacía. hace tiempo que en el rocanrol no hay gente como él.




No hay comentarios: