miércoles, 2 de septiembre de 2015

cool chucuchucu

el despiste del público cada vez es peor. los mercachifles que venden música no saben que etiqueta inventar. la novedad no se vislumbra con facilidad. ¿y entonces qué?

lo más sensato es buscar la honestidad en la música, esa es la verdadera innovación. eso de hacer cool chucuchucu porque soy colombiano es un poco traído de los cabellos. ¿acaso no han notado que la cumbia ya no es parte de nosotros? argentina y méxico la han hecho propia con honestidad. nuestras bandas de cumbia EDM, aunque cuenten con buenos músicos, no consiguen tener adeptos fuera del país, ahora que en términos locales... tampoco.

las emisoras esnobs usan la brújula del teléfono ¿inteligente? para intentar hacer algo. es lógico que no lleguen a ninguna parte. puede ser que los artistas estén en los primeros lugares de sus listados, pero ninguno de esos artistas llena un local de 500 butacas, o menos. ni siquiera hagamos cuentas de cuánto dinero pueden hacer con su música. la mayoría sobrevive con otros trabajos.

hace tiempo que llegó el momento. todos los artistas pueden dar a conocer su música y eso siempre será una ventaja. el asunto es que no viven de eso y no pueden exigirle al estado que lo solucione. claro, lo más fácil es ponerse un sombrero vueltiao (hecho en china) ponerse camisas coloridas y jugar al estereotipo  cool chucuchucu porque estoy orgulloso de ser colombiano. el resultado son las bandas huevito. ¿qué es una banda huevito? fácil, si lanzas el huevo contra la pared ¿qué se rompe? y si lanzas una piedra contra el huevo ¿qué se rompe?

lo más seguro es que a muchos colombianos les moleste que un hombre del rocanrol les cante la verdad en la cara, pero tiene razón.

No hay comentarios: