domingo, 5 de abril de 2015

sin temor a la música

no es extraño oír decir que la música es un lenguaje universal, de eso no cabe la menor duda, es lenguaje y es universal. sin embargo, la mayoría de las personas siente miedo de la música a pesar de la fuerte atracción que ella ejerce a través de la persuasión, incluso de la seducción. también se dice que se debe desconfiar de quien dice no gustar de ella, y es verdad, aunque no conocemos a un ser tan gruñón. la música vive en nosotros, es imposible detenerla y no hay que ser letrado en el asunto para entenderla.

por otra parte, hay sociedades como la colombiana que asocia la música con parranda y borrachera (la embriaguez es otra cosa) y ahí se comienza a desvirtuar el poder de la música. no es que estemos en contra de las parrandas y la borrachera, definitivamente no, pero sí contra la idea unívoca que el colombiano promedio, inculto, iletrado a pesar de ¿saber? leer y escribir tiene. aunque es imposible quitarle el espíritu, hemos permitido que esos tarados le roben la gracia.

que nadie vuelva a decir que no tiene oído, o que desafina, canten para recuperar el espíritu robado por unos cuantos bellacos.

No hay comentarios: