domingo, 7 de julio de 2013

la historia de siempre

año tras año es la misma historia. rock al parque y las emociones que genera, pareciera algo de nunca acabar. en nuestra atarbana opinión es mejor tenerlo que no tenerlo, de eso no cabe duda. sin embargo conviene tener en cuenta algunos aspectos.

para comenzar diremos que el rocanrol es algo social, pero cuando se pretende convertirlo en un bastión político por parte de los gobernantes de turno se comete un error garrafaáximal pues éstos individuos,  por lo general, son bastante ignorantes en los temas que competen a la contracultura (cuna del rocanrol). si continuamos recogiendo la cuerda del rocanrol como fenómeno social tenemos que llegar a la población, que en nuestro caso está dividida en público y artistas. ¿porqué colombia no tiene el mismo caudal de artistas que argentina, méxico o españa en cuanto a música se refiere? tal vez porque el público nunca está lo suficientemente informado, esa es una obligación de las bandas, que desde hace años está resuelta con las redes sociales. sin embargo el colombiano es perezoso y cree, estúpidamente, en milagros, así que espera llegar al olimpo en un semana y con media canción, si es de otra manera considera que es demasiado trabajo y así no vale la pena. el público, por su parte es una veleta que va con las modas, llegando a descalificar lo que desconoce, y si se tiene en cuenta que lo que conoce es poco... pues ahí está. por otra parte la relación artista-público es muy débil, los primeros quieren dinero y los segundos satisfacción gratuita, y a la larga no es algo absurdo si se tiene en cuenta el ingreso que tienen  los rangos de edades entre 14 y 26 años en nuestro país. lo que quiere decir que estamos orgullosamente desubicados. ¿orgullosamente? sí, pues pretendemos ser importantes en latinoamerica por tener el festival más grande (gratuito, eso si) del continente. pero únicamente por tres días al año, porque el resto del tiempo no se siente la pasión del rocanrol. el indio solari en argentina puede meter 90 mil personas a uno de sus conciertos, y todos pagan por ver a una sola banda, que no está de más decir que es independiente. hay diferencia ¿no les parece?

por otra parte los medios no ayudan en lo absoluto. en su gran mayoría están llenos de esnobs que tienden a menospreciar el trabajo del artista local. aparte de ser aun menos informados que el público desinformado al que transmiten su sapiencia milenaria. incluso emisoras estatales como radiónica, que hace unos quince años era la tabla de salvación, ha caído en el mismo formato de emisoras payolescas.

para terminar queremos dejar una pregunta en el aire ¿creen que alguien pensaría en hacer un festival de vallenato al parque? honestamente consideramos que tal vez, solo tal vez, no haga falta.


No hay comentarios: