domingo, 12 de mayo de 2013

envansamados

luego de un dilatado asueto estamos de regreso con las letras venenosas que tanto bien nos hacen. ¿que dónde estuvimos? a nadie la importa, ¿qué hicimos? nadie lo recuerda, ¿porqué lo hicimos? no fue planeado, sencillamente se dio, como las mejores cosas que trae el destino

a pesar de los desencuentros que la vida nos ha obligado a aceptar hemos conseguido un saldo a favor en el camino. detenerse a respirar y notar que otra vez el aire está enrarecido. hacer balances y concluir que el vaivén imperfecto es buena tierra de cultivo para la creación.

¿que el rocanrol está muerto? puede ser cierto pues las criaturitas frutos de la pos generación Y son adoradores de la cultura zombie usando mascaritas de llagas ensangrentadas y arrastrando los pies envansamados escupiendo el desagradable aliento de bebidas saturadas de taurina. no es diferente con la música que hacen o escuchan.

sin embargo, no tomaremos el estandarte del rescate de la actitud honesta, ni seremos adalides de la pureza cultural que tanto daño hace en las cabecitas encendidas de revolución vía web. en medio de tanta confusión es mejor aferrarse a la emoción que siempre nos ha movido. dejar de lado las tendencias y los gastos de promoción enfocados en convencer a un puñado de niñatos con mentesitas gaseosas y tres pesos (de sus padres) en los bolsillos.

vamos leeeento, pero este año daremos a luz nuevas producciones de los atarbanes.

No hay comentarios: