domingo, 19 de mayo de 2013

cajitas con aire de parís

itunes siempre nos pareció una estupidez. al igual que todos los artilugios re-empacados por esteban jobs, pero sumándole la desventaja de la obsolescencia programada gracias a él. en su retorcida mente de mercader salvaje tuvo la "genialidad" de vender lo mismo de siempre pero en diferentes colores y sabores a un público que conocía a la perfección, pequeños i-diots con problemas de personalidad. lo que nos lleva a sumar por lo menos media humanidad y casi todos los estados unidos. sin lugar a dudas un negocio redondo.

y decidió vender cajitas con aire de parís cuando vio lo la gran oportunidad de vender canciones en formato mp3. en términos históricos los descubridores del algoritmo notaron la facilidad de enviar archivos ligeros en una red por ese entonces no tan veloz como la actual. cualquier aficionado sabe que un archivo mp3 pierde  más o menos el 90 % de la información original. en otros términos es como si nos vendieran un carro nuevo muy bonito por fuera pero sin motor  por dentro(jobs era un experto en el tema).

muchos músicos han puesto el grito en el cielo por esa razón. neil youg es uno de ellos, llegó incluso a desarrollar un algortimo y un reproductor que respetan el sonido original de la música en su lucha contra la mala calidad del mp3. es la ventaja de haber conocido el buen sonido. los niños de ahora han crecido con música sobreprocesada y por supuesto sobreproducida. ¿pero ellos tienen la culpa? definitivamente no, pero eso no deja de hacer de ellos unos i-diots (por éstos días no llegar a la información necesitada es una blasfemia).

sin embargo el mp3 es una buena manera de darse a conocer, es como un volante publicitario (los esnobs lo llaman flyer, sugiero que lo traduzcan) en papel de baja calidad, prácticamente una fotocopia que te regalan en cualquier esquina, de esos que generalmente no recibimos. por esa razón los atarbanes los regalamos, son fáciles de reproducir y compartir. por supuesto que nos gustaría recibir algo de dinero por nuestra música, pero por éstos días no es muy viable, y no queremos sumarnos a tantos quejetas de lágrima floja.

así que cuando llegue el momento de vender nuestra música lo haremos en formatos de alta calidad. no queremos llegar a ser una de esas estampitas del sangrado corazón de jesús que adornan el mal gusto de las salas de muchas casas de i-diots. y que estebitan jobs baile pop (porque sus adorados beatles no los escuchaba en mp3...¡sacrilegio!) en las pailas del infierno... sin los millones que hizo, claro está.


No hay comentarios: