domingo, 24 de marzo de 2013

de la música espirituosa

al igual que en las comidas con los amigos en el rocanrol es difícil hablar de política y religión sin salir enfadado. por eso mismo es un punto interesante para ser tratado por cualquier autor que no busque complacer a sus pocos oyentes que siempre están dispuestos a ser traicionados. sin embargo, hay casos de casos.

el rocanrol adolescente por lo general es tarado, los excesos de "las pajas, el ibuprofeno y arjona" (el sexo, drogas y rocanrol siempre ha sido un buen chiste decadente) se dejan sentir. por lo general punk rabioso o metal iracundo escupiendo verdades a la cara. si a los cuarenta sigues haciendo esa música es que no has tenido reconocimiento masivo, eso está claro.

si a los treinta sigues en el cuadrilátero recibiendo boloponches tal vez hayas bajado las revoluciones y te acerques al pop más tradicional. dirás que estás madurando y que has comprendido tus raíces. es probable que te acerques a alguna clase de reconocimiento y no vuelvas a ser el mismo de antes.

lo insultante es que llegues a los cuarenta con el humo en la cabeza y los billetes en el bolsillo, a predicar cómo debe ser la vida sencillamente porque tu has tenido alguna clase de éxito entre los adolescentes tarados descritos más arriba. ¿dejas de ser punketo y ahora eres chamán? a la mierda ¿dejaste de pensar como punketa porque ahora eres madre y comprendes la verdad del universo?a la mierda.  no sobra decir que la calidad de la música empeora aun más que cuando eras adolescente.

la música espirituosa genera preguntas, no dogmas ni verdades, mucho menos respuestas. ahora, que si tienes 45 y andas con una nenita de 15 en una copia de una harley davidson entre los buses de la carrera séptima con 116, te conviene buscar ayuda espiritual.

No hay comentarios: