jueves, 19 de enero de 2012

la sopa en el país de la libertad

no cabe duda que la internet ha cambiado a la humanidad en apenas más de una década, hace quince años no podíamos imaginar tener acceso a la exorbitante cantidad de información que tenemos actualmente, tan es así que las grandes corporaciones no creyeron verse amenazadas, pues ni la imaginación de julio verne daba para tanto. los ejecutivos de las grandes empresas consideraban que tener el dinero era equivalente a poseer la creatividad, ya que podían comprar a muchas personas creativas para que trabajaran según sus reglas, limitando el acceso e inflando su valor, algo así como la burbuja inmobiliaria pero con artistas.

así funcionó por suficiente años como para hacerlos multimillonarios, no sorprende que los estadounidenses pensaran que el mundo era su patio trasero haciendo y deshaciendo como les venía en gana, el mercado para ellos era el mundo, pero el resto del planeta no podía tener esos privilegios. pero no conviene generalizar, los gringos son buenas personas, al igual que los iraníes o los sirios... en el fondo, por ende tampoco sorprende que quienes intentan promulgar la ley antipiratería SOPA pertenezcan al partido republicano, o conservadores (para aclarar un poco las cosas) que se niegan a aceptar los cambios, excepto (eso sí) que les dejen unos buenos verdes en los bolsillos

conviene recordar la lucha que protagonizó el gran frank zappa en la década de los ochenta (bajo el gobierno republicano de reagan) contra la censura que le querían implantar al rocanrol las esposas de ciertos senadores conservadores, que pensaban que lo que decía el rocanrol era dañino para la sociedad, a pesar de su titánica lucha el gran zappa no consiguió que se retirara el adhesivo de las portadas de los discos que advertía del contenido explícito de las líricas, aunque al final la justicia divina actuó a nuestro favor, y el mentado adhesivo resultó siendo una garantía de buen rocanrol.

los gringos se llenan la boca cacareando que son el país de la libertad, eso no es fácil de creer después de ver lo que fueron sus leyes racistas y ahora las leyes anti-inmigración en un país que se llena la boca (nuevamente) diciendo que fue hecho por inmigrantes. mucho menos con los proyectos de ley SOPA y PIPA, que pretenden castigar a los perros porque los gatos se atrevieron a comer un par de peces descompuestos que estaban en la caneca de la basura de una gran corporación multinacional.

estamos seguros que la justicia se hará valer, pero conviene recordar quienes son los que pretenden hacer el mundo más pequeño para su conveniencia.

No hay comentarios: