miércoles, 21 de septiembre de 2011

esnobismos parte 3 (y última)

aunque los atarbanes no acostumbramos escuchar la radio de noticias, es difícil no estar en contacto con ella debido a esa impotable omnipresencia, hace un par de días escuchamos (por accidente) una entrevista con algún representante de la música vallenata, reclamando airadamente que el vallenato es la música que representa al país, y por tanto cada vez que se escuche una canción extranjera se debería programar (enseguida) un vallenato. no es la primera vez que hemos escuchado ésta clase de provincianismo un tanto nazi, y por lo mismo no podemos dejar de clasificarlo como otro tipo de esnobismo.

por principio los atarbanes no estamos en contra de ningún tipo de música, aunque no sea de nuestro gusto creemos que tiene derecho de existir, no está de mas recordar que las mismas críticas que mucha gente le hace al reggaeton, en su momento se las hicieron al jazz, al rocanrol, al metal, al vallenato y al chucu chucu, por nombrar solo algunos géneros.

por otra parte, aunque somos colombianos no nos sentimos identificados con el vallenato, y eso no es un pecado, no por eso demeritamos al ritmo ni a la gente que la escucha. a pesar de todo no podemos olvidar que varias masacres en los montes de maría (y seguramente en muchas partes del país) se llevaron a cabo mientras un grupo vallenato tocaba para enmascarar el ruido de las motosierras. y si tuvieramos que hablar del vallenato actual diríamos que preferimos el de los juglares reales, como juancho polo valencia, leandro díaz o alejo durán.

y por favor no antepongan en término "cultura" para obligarnos a caer de rodillas cada vez que suena un vallenato, pues para llegar a la cultura se tiene que pasar antes por el respeto y la aceptación, recordemos toda la mala prensa que en su momento le hicieron a carlos vives pues alegaban que lo que el hacía no era vallenato, aun así el les abrió la puerta a la internacionalización que diomedes díaz (por ejemplo) no ha logrado.

si, el esnobismo provinciano también existe, es una lástima.

No hay comentarios: