miércoles, 7 de septiembre de 2011

esnobismos parte 2

decidimos dar una mirada fuera de nuestro entorno musical para ver el esnobismo propio del colombiano promedio, y escogimos, en esta oportunidad, el séptimo arte que en los últimos años ha henchido de orgullo más de un pecho, aunque los resultados dejen mucho que desear, ante todo en la taquilla, y por supuesto, en la calidad de las películas.

al igual que en la música la tecnología se ha democratizado en el video y el cine, lo que de alguna manera daría que pensar en la posibilidad de realizar producciones cercanas a nuestra idiosincrasia, vernos a nosotros mismos y analizar nuestra forma de vida tan compleja, no podemos negar que colombia es un país con muchas dificultades, sin embargo el cine local no ha logrado calar con la profundidad y honestidad necesarias, y las consecuencias se resumen en historias que no son creíbles, personajes desdibujados, diálogos que parecen de telenovela de tercera.

lo que no falta, de más está decir, es el enorme título de: "dirigida por...", pareciera que la razón de ser de la película es tener el cargo de director, aunque la película no tenga ningún sentido, lo anterior se afirma porque generalmente no viene otra  película dirigida por el mismo individuo, son directores de una sola película; ¿no es claro que no tenían mucho que decir?, a pesar de todo esa única ópera prima les da para dar lora toda la vida.

la mayoría, además, son copias malas de películas no muy buenas (lo bueno no es fácil de copiar), ¿no es eso acaso, el colmo del esnobismo?




No hay comentarios: