sábado, 31 de octubre de 2009

un animal del escenario

los niños del rocanrol actual quieren imitar a sus modelos, sin embargo les falta gatear un poco antes de caminar. a muchos les gusta ver a sus ídolos arder, nosotros en cambio, preferimos ver como después, les surgen las alas de las cenizas. algunos confunden la vida real con el escenario y viven maquillados, pero solamente unos pocos elegidos tienen la vida en el escenario y lo hacen creíble, con o sin el.

muchos managers, les escriben un guión a sus pupilos para llamar la atención del público (¿conciertos benéficos en cuba tal vez?), otros solo hacen un acorde en la guitarra o el piano y hacen que todos volteemos la cabeza, sin ningún truco barato. ellos son personajes, brillan desde lejos, sin esfuerzo alguno.

sin embargo ellos también caminan por el infierno, y pocos salen bien librados. ellos son los viejos bucaneros del rocanrol, con ojeras y llenos de cicatrices, pero con una sonrisa tristona en los labios partidos. por eso LOS ATARBANES los recibimos a la salida de la casa del maligno con los brazos abiertos... sin esperar nada ni juzgarlos.

charly garcía es uno de ellos, ha escrito canciones memorables e importantes surgidas antes de la era del videoclip que seguimos cantando, incluso las nuevas generaciones las silban. a través de ellas hemos conocido y vivido de alguna manera, la dictadura argentina, el regreso de la democracia y también los excesos de la riqueza. algunas codificadas, otras directas, algunas sencillas y otras complejas, la mayoría, sin embargo, con un profundo significado que pervive a lo largo del tiempo, a pesar de los escándalos en ocasiones decepcionantes.

insistimos en que muy pocos lo han logrado , por esa razón charly ha sido importante para nosotros, y nos alegramos de su recuperación. esperamos que esta nueva etapa sea de bonanza para él y por ende para el rocanrol.

así que niños, hay que vivir antes de subirse a un escenario y atreverse a abrir la boca, aunque no creemos necesariamente en el sexo, drogas y rocanrol, respetamos a los grandes que lo han elegido, y se rehacen luego de haber ardido.

No hay comentarios: