viernes, 9 de octubre de 2009

la prensa del rocanrol

se dice que la función del periodismo es informar, y la función del crítico es analizar con imparcialidad y profundizar para ayudar a formar y generar criterio en el público. la pregunta que surge es ¿es así en la música de nuestro país?

por desgracia el público está confundido debido a la mala información, en nuestro país se asume que el arte es la farándula y sus chismes, y eso se confirma por la forma en que la mayoría de periodistas tratan el tema, habitualmente de forma superficial y chapucera.

aunque sin duda existen unos pocos periodistas culturales como juan carlos garay , álvaro gonzález "el profe" y héctor mora (hijo) que han hecho un estupendo trabajo de información profunda, detallada e imparcial de los temas que tratan con conocimiento de causa, consideramos que son muy pocos, teniendo en cuenta la gran cantidad de universidades que escupen por sus puertas comunicadores sociales y periodistas arrogantes pero con los pañales sucios.

también han surgido algunas publicaciones que intentan replicar sus logros en otros países, como rolling stone, sin embargo colombia no es un terreno fértil para ello, intuimos que la razón es la difícil situación económica, pues no cualquiera puede adquirir éstas revistas, además de los editores que contratan perioditontos de farándula. así que usted compra una revista de prestigio, pero cuando la abre se da cuenta que no es lo que esperaba, y la razón está en la bandera de créditos: made in colombia. de la revista shock es mejor no hablar, es como una vanidades... pero peor.

sin embargo no toda está perdido, gracias a la red no es difícil encontrarse con estupendos blogs de rocanrol, hechos no necesariamente por periodistas culturales, sino por entusiastas y apasionados de la música que además escriben muy bien, tanto que es fácil suscribirse a sus publicaciones, y además es gratis. ellos informan, forman y generan criterio.

tal vez en poco tiempo, si los seguimos leyendo, nos encontremos en conciertos a reventar de un público inteligente (no hemos dicho pedante) y grato para los músicos. algo totalmente opuesto a lo que se vivió en el concierto de depeche mode, donde hubo mucho adolescente tardío en sus treinta, esperando que sonara personal jesus de 1990, pues era lo único que conocían.

1 comentario:

willy laine dijo...

Siento que la oferta musical ha aumentado: artistas que no pensábamos ver, están llegando a Colombia, algunos de ellos están en su momento cumbre. La Internet si que ha ayudado para conocer propuestas de aquí y del exterior.

Creo que es cuestión de tiempo para ser mas selectivos con esa oferta, y para que existan personas que vean la música mas alla de la farándula. Pero tenemos que ser mas dedicados