jueves, 4 de julio de 2019

juanes busca y destruye a un público palurdo

en rock al parque juanes es motivo de controversia, y eso es buena prensa para él. por una parte los metaleros los tildan de caspiao o vendido a la industria por haber dejado de lado el metal, y por otra parte la intelligentsia de pseudo intelectuales esnobs, en su mayoría críticos de nalgas celulíticas que no tienen idea de tocar algo más que a sí mismos, consideran que no tiene la calidad suficiente para estar en el festival con el público más palurdo de latino-américa. estamos en desacuerdo con las dos partes.

para empezar queremos dejar en claro que no somos seguidores de juanes, pero respetamos y admiramos lo que ha conseguido. en primer lugar es un buen tipo que a la larga no se ha dejado contaminar por la fama y el dinero, como se podría esperar. en segundo lugar vive muy bien con lo que le gusta hacer, y lo sigue haciendo. en tercer lugar tiene una bonita familia, y eso es importante.

los metaleros esmirriados lo tildan de traidor por haber dejado el metal de ekhymosis. en nuestra opinión eso no les incumbe a ellos, está claro que las bandas de metal en colombia no viven del público colombiano (cuando sobreviven), así que a cerrar el pico. por otra parte juanes puede hacer lo que le venga en gana, y lo ha hecho con buenos dividendos económicos. que la música que hace no es la que nos gusta es otra cosa, y no tiene que ver con el artista sino con la audiencia. cada cual hace la música que le da la gana y los demás escuchan la música que se les pinta.

la intelligentsia lo detesta porque ha hecho mucho dinero (a todos no da envidia) con música que según ellos no es buena, no tiene calidad o no tiene compromiso. entonces que la hagan ellos y dejen de joder. sabemos que los críticos que no hacen más que hablar son unos petardos, y en el fondo, buenos para nada. en cambio nadie puede dudar de la calidad de juanes como guitarrista y compositor-productor de música pop. como cantante no sobresale, pero ha mejorado mucho desde los primeros discos con ekhymosis.

invitar a juanes al festival con el público más palurdo del planeta fue una jugada política de la alcaldía mayor de la ciudad y el paisa sabía que no sería bien recibido. pero aquí viene lo interesante del asunto, el tipo se la juega y cierra su intervención con seek and destroy de metallica y se echó al bolsillo a los esmirriados de negro e imaginería satánica con apenas una canción. desde ese momento lo volvieron a amar (sí, ya lo amaban antes) y pusieron su foto con la flying v junto a la imagen del sagrado corazón. una jugada demagógica perfecta pues el único que sale ganando es él.

es curioso que eso le pase a juanes y no a otras agrupaciones, como aterciopelados, por ejemplo. ellos hace más de veinte años dejaron de ser punks y ahora van por la vida proclamando la vida hippie. tienen todo el derecho de hacerlo. el asunto es que ellos no son multimillonarios como el paisa, y eso es muy jodido para una sociedad para la colombiana, que le rinde culto a narcotraficantes como pablo escobar, o a artistas asesinos como diomédes díaz. juanes se ha ganado lo suyo a pulso.

hay otra arista por ver y es la participación de cualquier artista en política, eso tiene doble filo. el paisa ha sido bocazas y se ha puesto del lado de gobernantes de extrema derecha, es obvio que eso le ha pasado factura, por imbécil. pero se nota que aprendió la lección, darle circo al publico más palurdo de la galaxia, cantando apenas una canción, lo puso por encima incluso de mejores artistas en rock al parque... es fiel reflejo de lo que pasa en la política en el país del sangrado corazón, que busca y destruye a líderes sociales, amparados por políticos corruptos, elegidos por unos pocos, porque los demás no votan pero hacen la revolución en pijama.

sábado, 29 de junio de 2019

los desesperados de joselo


una debilidad que tenemos los atarbanes es la de los músicos que escriben, ya sea su autobiografía, blog, cuentos o novelas. esa hibridación que para algunos es mediocridad pues conciben al ser humano como una máquina capaz de  hacer bien tan solo una tarea, para nosotros es una ventaja pues enriquecen no solo su vida, sino también la nuestra. esa es la razón por la que mantenemos activo este blog (y algunos personales) aunque para muchos parezca antediluviano. para nosotros la escritura es pensamiento (a pesar de las imperfecciones del lenguaje) y si ese pensamiento logra mover emociones... mejor aún.

joselo rangel es el guitarrista de cafe tacvba, además de eso es lector por naturaleza, y por ende escritor. desde hace tiempo escribe una columna en la periódico excélsior de méxico llamada crocknicas marcianas donde trata los temas que le da la regalada gana. generalmente sobrevuela la literatura fantástica y de ciencia ficción, así como las memorias de su vida cotidiana y como guitarrista del legendario grupo del que hace parte. ha publicado varios libros: crócknicas marcianas, selección de las publicaciones de su columna;  one hit wonder, una colección de relatos, y los desesperados, su primera novela.

los desesperados es un relato entretenido y muy divertido, donde las referencias al universo de las bandas de rock mexicanas está presente con personajes bien estructurados que se mueven en situaciones aterrizadas en el tercer mundo, cualquier persona nacida en latino-américa entiende el asunto al vuelo. cantantes con ego sobrealimentado, bajistas desterrados por mezclar las cuatro cuerdas con las dos piernas (y demás) de la novia yogui de otro integrante de la banda, managers imbéciles, productores que usan le suero de la verdad, roadies a punto de casarse que encuentran el amor de su vida, bateristas que tiene una experiencia mística en el desierto (una de las mejores escenas que puedan imaginar), y ovnis, por supuesto, son el resumen de lo que pueden encontrar.

es muy posible que sea adaptada al cine pues tiene los ingredientes necesarios.




para los que hayan quedado enganchados les recomendamos un cuento de joselo llamado rockstar en una colección titulada encore cuentos inspirados en el rock. es un compilado desigual en cuanto a la calidad de los escritores, pero vale la pena darle una mirada, el cuento de joselo es de los buenos, da cuenta de los orígenes de café tacuba en ciudad satélite.




lunes, 24 de junio de 2019

el rocanrol no es un zombi

   desde tiempos inmemoriales se ha dicho lo mismo: el rocanrol está muerto. muchos decían que deseaban tener un cadáver bien parecido y no pasar de los veinticinco. ahora tienen setenta años, o más, y van por la vida en limosinas, como buenos millonarios... eso los extranjeros, porque los latinoamericanos van como gente de a pie. ¿o es que han visto a charly garcía, alex lora, andrés calamaro, o al indio solari haciendo alarde de su fama y dinero?
   el rocanrol como música tampoco está muerto, eso lo dicen las casas disqueras multinacionales desde el momento en que el asunto dejó de ser negocio. aunque hoy en día hay muchos jovencitos babosos usando camisetas con logos o imaginería de bandas que no conocen pero es trendy, también hay mucha gente tocando canciones de sus grupos favoritos en la sala de sus casas, o en sus habitaciones. el hecho de que no sea un negocio no quiere decir que el rocanrol haya desaparecido, por el contrario, volvió a su lugar de origen, el submundo desde donde puede observar con facilidad, sin ser observado. cuando el rocanrol se convirtió en tendencia de las masas se convirtió en pop, o rock adulto como lo bautizaron las casas disqueras.
   el auge de las maquinitas y la música electrónica no es algo reciente. el rocanrol las absorbió a finales de la década del sesenta, y ya en los ochenta se había establecido su uso. en ese momento era complicado llegar al estudio de grabación y las corporaciones tenían el sartén por el mango. pero desde la llegada de las computadoras y la posibilidad de grabar en casa con alta calidad la situación dio un giro, el poder estaba en manos de la gente. lo que vino fue el ataque por parte de las corporaciones, notaron que con tan solo una o dos personas podían hacer el mismo dinero que antes conseguían con el rocanrol y su parafernalia de cuatro o cinco personas con el ego bien alimentado. las matemáticas lo dejaban muy claro, menos personas equivale a menos problemas y mayor posibilidad de manipulación. con su toque de midas convencieron a los futuros dj's (no necesariamente músicos) para que hicieran música de baile para entretener a las masas, y aquí vamos.
   el rocanrol permite cierta identidad, va a contracorriente porque habla de temas difíciles intentando despertar conciencias. eso es posible hacerlo con una guitarra, tres acordes y la verdad. por otra parte la música de baile hecha con maquinitas no tiene el mismo espíritu, es algo vacío y sin fondo, muy similar al 1984 de orwell. está claro que en los apagones quienes sobrevivirán serán los que sepan tocar una guitarra y cantar (a la vieja usanza, sin auto-tune), los demás irán como zombis buscando donde conectar su macbook pro.

domingo, 16 de junio de 2019

¿qué pasa con los atarbanes y la grupilluela?

   la vida es una  tom tom tómbola reza una canción pop de la década de los sesenta del siglo pasado. y todo parece indicar que el moscardón diesel se la ha ganado sin haber comprado la boleta. presa del espionaje de una grupi cayó en su telaraña y ahora tiene que apoquinar por una apuesta perdida. la curiosidad mató al gato(mata hari de por medio), pero aún le quedan un par de vidas. no diremos que la está pasando mal, en absoluto, pero lo han puesto a laburar como dice la grupilluela en cuestión con una mezcla de cachaco y porteño en su acento.
   pao es una morena hermosa que en cuatro años llegará a los cuarenta principales (las seguidoras de los atarbanes hace tiempo pasaron sus veintes, pero siguen siendo bellas a morir). no es una mocosa en busca de lo que no se le ha perdido, es una mujer que se lanzó a nuestras aguas luego de pensarlo por un tiempo, según nos ha dicho.
   ella entendió que los atarbanes nos movemos de una forma diferente, le bajamos el volumen al ego evitando mostrar nuestras caritas (por bellas que sean). en su lugar usamos las máscaras que nos brindan la oportunidad de escupir la verdad a la cara con algo de nuestra poesía callejera (ese es nuestro anhelo) sin ninguna reserva. traicionamos habitué pues hacemos la música que nos da la gana cuando se nos pinta y tocar en vivo no es una preocupación ni un objetivo. además nos gusta ser análogos (que es una forma de ser anticuado y decadente) en un mundo digital, por eso preferimos escribir en nuestro blog que estar publicando fotitos adulteradas, sabemos que quienes nos siguen son personas con criterio y pensamiento, hambrientas de conocimiento (no solo intelectual).
   la grupilluela encaja a la perfección con ese perfil. es una mujer sensible (en el buen sentido de la palabra) a las altas vibraciones, curiosa y activa en lo intelectual, lo que la hace peligrosamente atractiva... además de su magnetismo implícito. ella explicará en el blog que ha creado grupilluela.blogspot.com relatos de una grupi atarbana lo que ha sucedido con el moscardón diesel y el nuevo EP que le ha empujado a escribir a contrareloj. les invitamos a leerla para estar al tanto de la situación.

martes, 11 de junio de 2019

el apetito destructivo de steven adler



   escuchar por primera vez el appettite for destruction de guns n' roses en 1987 fue una revelación para los atarbanes. aunque en cuanto a la forma de vida y la estética había distancia, la música proponía la honestidad y la rabia propias de la crudeza que nutre al rocanrol callejero sin fecha de vencimiento. a pesar de tener una fuerte influencia punk, no negaban el glam de los setentas, ni el blues de marras, que era la base. todos sus integrantes eran buenos músicos, y la sumatoria inigualable: la epítome de una banda de rocanrol de alto octanaje.
   steven adler fue el baterista de la banda desde su inicio en 1985, y la impronta que dejó en esas grabaciones es indeleble. llama la atención que un muchachito que apenas sobrepasaba los veinte años pudiera imprimir tanta fuerza y sandunga a la vez, teniendo en cuenta que era un rubito parece que tocara como el negro mayor del vudú. sin embargo ese fue el único disco que grabó con la banda. lo despidieron en 1990 por su fuerte adicción a las drogas.
   los que saben dicen que es mejor tener fama y dinero ya sobrepasados los treinta años y con varios fracasos a cuestas. no fue el caso de adler, lo tuvo a los 21 años y ahí comenzó todo. se creyó el cuento, su ingenuidad y buen corazón fueron una debilidad estando en un medio tan salvaje, era carne de cañón y el era apenas un revólver.
   su biografía trata de su paso de más de veinticinco años por el infierno. está claro que no es un escritor, su prosa es básica, se dedica a narrar anécdotas de sus días de gloria y cómo después se pierde en sus propias emociones y recuerdos. sin embargo es interesante porque muestra el punto de vista del perdedor, del que pudo ser pero cae abatido por el desconsuelo y ve como su pandilla continúa por el camino de ladrillo amarillo sin él. la famila, los amigos, la vida de la ciudad de los angeles en la década delos ochenta en el sunset strip, son los personajes y escenarios de su vida, decadente, pero más cercana a la de los mortales que caminamos bacatá.

domingo, 2 de junio de 2019

¿otra vez lo mismo?

da grima ver la reacción infantil de quienes no están en la lista de rock al parque, veintitantos años de los mismo. niñatos y también niñatas quejándose por no ser elegidos y escupiendo a quienes lo consiguieron. nada de lo anterior es rocanrol porque, a saber:


  • el rocanrol honesto y real debe ser independiente para existir 
todos van como cenicientas rogando pisar un escenario con zapatillas de cristal porque creen que eso los dará a conocer. la música no es lo primero en la lista para ellos y ellas. está claro que puede ser una ayuda, pero no va más allá de eso. incluso las bandas que se auto-consideran consagradas del festival  no consiguen llenar más allá de un bar fuera de rock al parque, si aglutinan a más de trescientas personas se considera un éxito. y eso pasa apenas un par de veces al año. solo nombres como aterciopelados o juanes logran hacerlo dentro y fuera del país. las bandas de llorones y lloronas generalmente tocan versiones (léase covers según el manual del buen esnob) en bares, e incluso restaurantes para niños bien, y apenas un puñado de canciones originales que no son coreadas ni bailadas más que por los familiares de la banda (benditos sean los padres y las madres que siempre asisten). triste por lo patético. no es coincidencia que estos personajes saturen sus redes sociales de egoistillas (léase selfies según el manual del buen esnob) maquilladas y estirando la trompa cual pato, (sí, las mujeres sufren de eso porque consideran que los likes son dólares... y obvio, dicen ser feministas a rajatabla), pocas veces se les ve tocando, o siquiera ensayando.

  • el estado no está hecho para cumplir sus caprichos
si el rocanrol es rebeldía ¿por qué le exigen al estado que les de todo, incluyendo al público? es una contradicción típica de los que hacen música para satisfacer caprichos o egos sobrealimentados, esperan que el modelo gringo se repita en casa de sus papis, y así lo exigen. ¿por qué no lloran cuando el festival estéreo picnic pasa de largo con ellos y no los contrata? 
  • ¿en serio hacen rocanrol?
la mayoría de las quejas provienen de bandas que toman la imagen del rocanrol pero no su fondo, porque no lo comprenden. el asunto no está en vestir de negro con chamarritas de cuero y botas (mucho menos si son dr. martens). el asunto está en ser coherente si proclaman que van a contracorriente. en ese caso la contradicción es total: el rocanrol exige romper las normas que van en contra de la igualdad, e incluso de la libertad, entendida como hacer lo que se desea, pero sin dañar al otro. si quieren llenar estadios con apenas dos canciones son artistas pop  pocamonta, sin por eso menospreciar a los pocos buenos artistas pop que aún existen.
  • machismo y feminismo
no negamos que el rocanrol ha sido machista, pero desde los setenta ha tenido representantes femeninas que sobreviven hoy en día. no en colombia por supuesto. en cambio en argentina y en méxico sí han existido y continúan existiendo y generando nuevas propuestas. no se le puede exigir a nadie que te ponga en el escenario porque eres mujer u hombre. es el público quien te pide, no puedes llegar diciendo que eres la leche porque nadie te lo cree. siempre ha funcionado así y no solo en la música. debemos agregar que seguimos a muchas mujeres del medio, pero las que hacen o hacían rocanrol están perdidas, a la deriva de las redes sociales, parecen vendedoras de maquillaje a destajo con tanta selfie babosa, pero gritando al mundo que hacen lo que les da la gana porque no tienen hijos...ok.

visto lo anterior nos alejamos aún más de la llamada escena... a la larga no hay mucho por ver.

domingo, 26 de mayo de 2019

recuerdos que mienten un poco: indio solari



en colombia es inimaginable entender un fenómeno como el del indio solari, no ha existido un músico o banda que pueda emular el impacto del calvo gafinegro en la cruz del sur, donde los músicos tienden a cerrar y apagar la luz luego de haberse despachado contra regímenes totalitarios, hiperinflación, y asuntos por el estilo.

el tipo fue hippie en el momento adecuado para serlo. se adscribió al movimiento de la psicodelia y gran parte de su mensaje encuentra allí su ADN. pero no se confundan, no es un drogón baboso, por el contrario, su discurso es honesto al respecto por la profundidad y el significado que le atribuye. eso se deja ver en sus letras, pero de nuevo pedimos que vayan con calma para no confundirse, su poesía ahora hace parte de la memoria colectiva argentina: vivir solo cuesta vida; violencia es mentir; el lujo es vulgaridad; nuestro amo juega al esclavo; y yo pensando en ti siempre, son frases que han sido estudiadas, y también criticadas, en decenas de libros y artículos por su apariencia críptica, sin embargo la tribu de su barrio las entiende bien y pasado el tiempo no pierden su brillo de lunfardo, germanía latinoamericana.

el asunto se fue dando de a poco, desde la década de los setenta cuando se configuró la agrupación mítica llamada patricio rey y los redonditos de ricota. al igual que muchas grandes bandas no esperaban que el asunto tomara vuelo. algunos años después sus conciertos llenaban estadios sin haber tenido que bajar la cabeza ante una corporación multinacional. la independencia siempre fue su campo de juego, pero también de batalla, pues el segmento bienpensante de la sociedad, la gente "bien" los atacaba de la mano de la policía, al igual que las corporaciones y el periodismo a su cargo. no soportaban que cientos de miles de personas estuvieran fuera de su control y abuso. a ellos les cantaba y sigue cantando el indio.

el público ricotero somos nosotros, la plebe -dirán los congresistas y periodistas de medios  colombianos- que camina en hordas de parias, como desposeídos, oprimidos y sin posibilidad de dirigir nuestro destino. no está de más decir que en argentina es una audiencia salvaje, por algo los llaman las fieritas, esos adolescentes declasados que son tiernos por naturaleza, pero deben sobrevivir como puedan. son un sentimiento, los mismos que sacuden los estadios en partidos de fútbol. el indio los entiende y les canta.

sus temas fundamentales sobrevuelan la sociedad: el hombre nace inocente pero la sociedad se encarga de atacarlo si es desvalido, por esa razón se defiende en tribus de fieritas; el estado de inocencia como un bien perdido que conviene rescatar; la empatía como valor común reflejo del respeto y el cariño por los demás; el amor visto como algo más que su logo de corazón rosado. es interesante ver que son temas que definen a latinoamérica, la rota, la dividida, la comprada y perdida por nosotros que la habitamos.

en esta autobiografía en forma de conversación, guiada por el gran marcelo figueras (escritor y guionista de lujo) el indio nos deja entrever su vida, su forma de pensar y actuar. no dice todo pero habla de todo, lo demás lo debe armar el lector. una obra extensa, novecientas páginas que aclaran un poco el misterio del indio solari y el mito que ha despertado.