domingo, 4 de noviembre de 2018

la suerte cargada de calamaro



desde bohemio, publicado en 2013, calamaro no publicaba un disco que pasara por el asador. cargar la suerte retoma la linea de rocanrol puro y duro argentino, el mejor en mucho tiempo. cercano a la  alta suciedad de 1997 donde grabó con músicos de sesión de alto turmequé y baja calaña, de lo contrario el salmón no compartiría estudio con ellos. da gusto escucharlo, debemos confesar que desde se publicación hace un par de días lo hemos escuchado en repetidas ocasiones, cuestión que ya no pasa mucho, incluso con sus discos anteriores. volvió a nadar en la dirección difícil para fortuna del personal.



verdades afiladas, el sencillo promocional dejó ver que la suerte estaba echada y quedamos con un buen sabor de boca. la producción es acertada dejando que los zapateros se dediquen a lo suyo. no hay excesos, todo parece controlado, pero por lo visto el grupo grabó en directo, destilando el talento y la energía que solo se consigue de esa manera. calamaro es de los nuestros, de los que aún usan el lápiz y el papel, nada de exceso de pantallitas selfísticas que atoran las buenas ideas. la soledad, la vejez, los buenos amigos, el falso brillo del oropel y el desamor son algunos de los temas que su pluma describe como un criminal experto en rasgar la piel con verdades afiladas cargadas de honestidad brutal. my mafia corrobora lo que publicó en paracaídas y vueltas, los amigos se pueden encontrar en donde menos se espera, incluso en una olla curtida de personajes de mala estopa. siete vidas nos lleva por el camino de los años recorridos y manchados por errores que al final dan lustre a la vida de cualquiera que logre aceptarlo. cuarteles de invierno es una canción que entenderá cualquiera que pase horas en soledad rodeado de instrumentos, libros, pluma y papel. bienvenido de vuelta al corsario y forajido de andrés calamaro.


domingo, 14 de octubre de 2018

millas adelante


   miles davis murió en 1991 pero contaba con una existencia que valía la pena ser contada. niño bien de familia negra acaudalada y todo lo que eso implica en el país de las barras y estrellas; aprendió a tocar la trompeta de la mano de charlie parker y dizzie guillespie; rompió el mundo del be bop y aceptó sin problemas el hip hop; fusionó sin ascos el jazz con el rock; fue amigo de jimi hendrix; recibió a herbie hancock y a chick corea en su momento de esplendor; fue boxeador, adicto a la heroína (para luego dejarla) y luego adicto a la cocaína; fue proxeneta y amante de mujeres fuera de serie; en fin es una vida que vale la pena ser leída por tercermundistas tenaces y para nada miedosos.

   es interesante ver cómo los grandes músicos pueden darse una vuelta por los bajos fondos y su música verse engrandecida, son humanistas capaces de analizar y entender su tiempo y los a personajes que la habitan. la honestidad está presente a cada momento, su manera de hablar es tonal según el escritor quincy troupe, así que puede usar la expresión hijo de puta como un halago, o un adjetivo, o un insulto, incluso en sentido literal. no es algo muy diferente a como hablan los colombianos, solo que ellos no tienen la sensibilidad, inteligencia, educación y análisis necesarios para salir bien librados.

   sin duda dueño de un carácter fuerte, defensor de las negritudes, crítico acérrimo de la apropiación cultural que hicieron los blancos de la música negra para luego pretender que ellos la inventaron, hombre de palabra que no temía burlar "la ley" pues sabía que no siempre era justa. era capaz de reconocer el talento en músicos de todas las generaciones e incluso ser admirador de su trabajo: hendrix, prince, entre otros. reconocía también sus putas cagadas como el mismo lo diría, en fin un artista de gran envergadura que voló alto, como el albatros.

domingo, 7 de octubre de 2018

la música honesta y los pulgares arriba

la definición de la música honesta es sencilla: es la que sale sin razón ni justificación alguna. no hay estudios de mercado que la definan, ni tendencias que la modelen a conveniencia. los grandes músicos son indefinibles, su nombre se convierte en género, luego vienen los gatos copiones... es inevitable. sen embargo, no negamos que muchos grandes artistas hayan comenzado su vida artística como gatos copiones, no es pecado ni tampoco un sine quia non.

consideramos que en colombia son pocos los que pueden ostentar la honestidad en su música. sin lugar a dudas elkin ramírez con kraken es el primero de la lista. cultivó un pensamiento y una forma de ser que se escuchaban en sus canciones y se reflejaban fuera del escenario. tal vez no haya sido un super ventas pero mantuvo el sueño vivo. aterciopelados es otro buen ejemplo, todos sabemos que comenzaron como punks temporales para luego irse por caminos diferentes en lo sonoro pero no en lo conceptual. las ideas fundadoras siguen presentes y la honestidad es intocable. inclusos siguen viviendo en colombia, eso es mucho decir. es difícil para nosotros encontrar otros ejemplos tan claros en el rocanrol nacional.

en este momento pueden existir nombres conocidos en el mundo entero, muchos dirán que son intocables por la misma razón, pero estamos en franco desacuerdo pues son el ejemplo de lo que las grandes casas disqueras pueden hacer con algunos buenos artistas. que shakira o juanes sean superventas y sean seguidos por millones de pulgares arriba en el mundo entero no validan la honestidad de sus trabajos. van por el mundo con el pecho inflado de paloma mensajera diciendo que sufren por colombia, aunque viven en miami o barcelona y los músicos de sus bandas son gringuitos de revista (ellos no tienen la culpa de ser elegidos). se lavan las manos pilatunas (por pilatos) con sus fundaciones hechas para disminuir impuestos y tienen el lacrimal preparado en toda ocasión... la pornomiseria vende y ellos lo saben. nos preguntamos dónde quedó la honestidad de sus primeras canciones.

domingo, 30 de septiembre de 2018

paracaídas y vueltas - andrés calamaro



en alguno de sus conciertos (si mal no recordamos fue en españa) andrés calamaro le recomendaba a los asistentes que leyeran pues sabía que el público del rocanrol no tenía el hábito de la lectura y se dejaba notar. él por su parte ya había escrito tirados en el pasto, un libro publicado en 2001 y considerado por algunos como texto de culto. por desgracia no hemos tenido la oportunidad de leerlo pues no hemos podido ponerle la mano encima. por fortuna en 2015 publicó paracaídas y vueltas y llegó a las estanterías de nuestro país.

el libro es una recolección de textos del calamarense autor: columnas de periódico, poesías, memorias, entre otras. recomendamos sus memorias relacionadas con la tauromaquia (a pesar de todo) y las de sus relaciones con personajes de los bajos fondos, escritas con la perspicacia de un solitario endemoniado saturado de amores, drogas, emociones, preguntas y música.

hay algo en los músicos que escriben, algo extra en el cocktail que, en nuestra opinión, los hace más profundos y salvajes con buenas bases. el que escribe lo hace porque ha leído, al igual que quien hace música ha escuchado bastante, es un reflejo, y como tal, es imposible de evitar. da gusto encontrarse con un pensador que pone todo de cabeza, esa es la función del rocanrol.

domingo, 23 de septiembre de 2018

el prisionero jorge gonzalez

corría el año de 1987 cuando escuchamos ¿por qué no se van? y nos gustó la letra. aunque, para nuestro gusto de entonces, a la música le faltaba lo que tenían torrentes de agrupaciones sobreproducidas de la época. comenzaba el momento en que las casas disqueras vendieron la música como rock en tu idioma. los pasaban por 88.9 la súper estación y llegaban a la cima de la lista criolla, el corte punk de los prisioneros se ajustaba al pensamiento de adolescentes tercermundistas que gozaban del rocanrol sin sospechar que estaban cometiendo un acto de alto riesgo para sus vidas.

como ocurrió con varios artistas de la época como charly garcía o miguel mateos, el primer disco publicado en colombia era un resumen de los que llevaran publicados hasta el momento en sus países. el moscardón diesel ganó uno de esos ejemplares en una rifa que hizo la súper estación sin poder entender el desarrollo que su música había tenido en los cuatro años de existencia del grupo. también los vimos en el concierto de conciertos  de 1988 realizado en el estadio nemesio camacho el campín, y nos atrajo la idea de que cualquiera que tuviera suficiente materia gris, talento y carisma podría ser estrella de rocanrol. el siguiente disco corazones no lo escuchamos pues su sonido cambió drásticamente y les perdimos la pista.

años después, luego de levantar algunas alfombras de internet (que no es lo mismo que investigar)  nos encontramos con el motivo de la ruptura de los prisioneros, en 1989 jorge gonzález, cantante del grupo, era amante de la esposa de claudio narea, guitarrista del grupo... y hasta ahí fue. cada cual hizo carrera por separado y ya está.por supuesto que un escándalo de esos es una mina de oro para los mercaderes del templo y le sacaron provecho en programas de chismes del corazón. mucha ropa sucia sin lavar se exhibió en la autopista de la información.

revisando las carreras en solitario de los tres ex-integrantes de los prisioneros nos quedó claro que la de jorge gonzález estaba permeada por el pensamiento de un verdadero artista, con errores y aciertos. en 2015 sufrió un infarto cerebral que lo alejó de los escenarios pero aún así ha intentado seguir adelante. para los atarbanes es un hombre lleno de contradicciones, sufrimiento y aislamiento, como cualquiera de nosotros, por esa razón lo sentimos tan cercano. lo cuidan sus hijos y familia. estamos con él. su disco más reciente es una joya.





domingo, 16 de septiembre de 2018

bomm-bardeo

 cada cual tiene motivaciones personales para hacer música y lo respetamos, pero pueden ser cuestionadas al momento de preguntar por la coherencia, que entendemos como la relación directa entre lo pensado, lo dicho y lo hecho. en un primer momento la música nos conmueve tanto que nos lleva a tocar instrumentos, e incluso en ocasiones a componer. el idealismo es un motivo común entre muchos que quieren cambiar el mundo, sin embargo en muchas ocasiones no genera dinero o algo qué comer y hace que los susodichos terminen pensando y hablando de una manera pero actuando de otra.

 por otra parte están los medios de comunicación y el mercado que insisten en gritar a los cuatro vientos que el éxito se mide por la ganancia en las ventas. eso a la larga cala en nuestras cabecitas revolucionarias, y poco a poco (incluso sin habérnoslo propuesto) terminamos haciendo música con el propósito de ser famosos y millonarios, aunque nos conformaríamos con lo segundo.

 desde que grabamos música en computadoras el mundo de la música cambió drásticamente y la oportunidad que soñábamos de producir nuestra música sin necesidad de tener casas disqueras de por medio se hizo realidad. desde hace más de diez años tenemos noticias de superventas grabados en estudios caseros (antes, en la era análoga, también sucedía. el nebraska de springsteen sirve como ejemplo) sirviendo como motivación a cualquier banda tercermundista bien nutrida de paciencia e ilusión.

 los artistas colombianos de alto nivel pero sin éxito  comercial (incluso los que no alcanzaron mayor cosa) llegaron tarde al asunto, pues en un comienzo no lo creyeron y se aferraron al sistema antiguo que dictaba que después de un álbum grabado que no vendiera los dejaba fuera del partido. luego de que las casas disqueras les cerraran en la cara las puertas del cielo decidieron que podían ser independientes, compraron algunos equipos, piratearon algunos programas y se pusieron a la labor... aunque un poco tarde.

 cualquiera diría que es el inicio de una época dorada, sin embargo la serpiente se muerde la cola debido al mercado criollo y sus dinámicas. el bajo ingreso de dinero que tiene la población (debido en gran medida a la desigualdad en la repartición de la riqueza) hace poco probable que la gente compre tu producción aunque cacarees hasta la saciedad que eres independiente, no tienen cómo hacerlo, de la misma manera que las bandas colombianas que han tocado en rock al parque no venden más discos luego del festival (incluso cerrándolo como cabezas de cartel).

 lo curioso es que aquellos artistas que comenzaron siendo idealistas y haciendo música para cambiar el mundo, terminan creyendo y alabando las babosadas que hace la cámara de comercio de bogotá. sí, se cae por su peso, lo que buscan es dinero y nadie los culpa por eso y el bomm es un buen señuelo. el asunto es que ver entre sus filas incluso a pseudopunks con casi treinta años de historia recién bañados y afeitados para que los atienda un mercader del templo nos genera algo de incomodidad. por no hablar de todas las mujeres que se dedicaron a copiar a fórmulas de música electrónica casada a los golpes con música tradicional (pero con apenas tres canciones en cinco años) para buscar salidas que las lleve a méxico, país que si tiene industria de la música. ¿lo entendieron? el mercado de la música colombiano es mínimo y funciona para el vallenato, el reggaeton y la carrilera, ¿esperaban algo diferente de un país sin posibilidad de educación  ni seguridad social? si quieren que el país les de dinero por lo que hacen es imperante que esa misma población tenga dinero para gastar en algo que no es de primera necesidad.

como colofón queda anotar que la solución es seguir haciendo música honesta, no diseñada para un target del mercado, aunque duela.

domingo, 9 de septiembre de 2018

misi: ella es colombia




maría isabel trujillo es misi, un nombre que va ligado al éxito del teatro musical en colombia desde hace treinta años, algo inaudito en un país de gaznápiros y cernícalos.  hace diez años asistimos a gaitán "el hombre a quien amé" y sin la menor duda se ganó el respeto y admiración atarbanes por la calidad de su música y la pertinencia del tema.



hoy asistimos (ésta vez acompañados de nuestros hijos) a ella es colombia, el montaje anual de su compañía, y refrendamos nuestro respeto y cariño. tuvimos la oportunidad de verla tras la consola, haciendo anotaciones y cuidando hasta el menor detalle, puro rocanrol. cuarenta artistas en escena, una orquesta de treinta músicos, un equipo técnico y creativo de treinta personas dan fe de la calidad de un espectáculo magnífico, sin lugar a dudas. es una lástima que no pueda tener temporadas de tres meses, por lo menos, porque es un trabajo de grandes proporciones para hacerlo para una cortísima temporada que no llega a un mes... cuestiones de la economía de un país cayendo por el despeñadero. nos quitamos el sombrero ante todos los artistas, en especial natalia bedoya,  una mujer arrasadora en todo lo que hace. nunca hemos ido a estéreo picnic y no nos hace falta, pero a misi no nos la perdemos.


la historia de misi contada por ella

¡larga vida atarbana para maría isabel trujillo!