domingo, 5 de noviembre de 2017

los parias y hip hop al parque


colombia es pluriétnica y multicultural, incluso la constitución alude al tema. sin embargo en la práctica el asunto no es tan claro. colombia también es uno de los países con peor distribución de la riqueza. la salud, la vivienda o la educación son sueños para más de la mitad de los cincuenta millones de habitantes del país. el resto se creen de mejor familia y miran por encima del hombro a quienes no pueden gozar de los mismos privilegios, es una tara de que viene desde la colonia y no la hemos podido superar.

en una sociedad con éstas características la música se convierte en una salida que es a la vez una opción política donde los desclasados asumen su posición de parias, que se reúnen en guetos donde encuentran pares que los protegen. la germanía se convierte en su lengua, su código e identidad. es una historia parecida a la del blues,  el tango y la cumbia. no se puede olvidar que hasta mediados del siglo pasado la cumbia era mal vista por "la gente de bien", generalmente arribistas que se consideraban españoles. ahora es aceptada porque ha sido debidamente blanqueada y es parte de la moda. sin embargo no es fácil encontrar intérpretes de cumbia famosos que hayan salido de la zona caribe, casi siempre hay un niñato de clase alta jugando con computadores en aburridos bares de las zonas rosas de bogotá y medellín.

el hip hop  y el reggaeton se han convertido en las músicas que representan al grueso del pueblo (aunque la precariedad intelectual de las clases dominantes quieran creer lo contrario). y son justamente esos parias lo que sustentan el gran negocio de los dos géneros. a pesar de eso son cruelmente criticados por "la gente de bien" cuando celebran en un festival como hip hop al parque, se refieren a ellos con los peores calificativos, se burlan de su indumentaria y los tildan de bazofia, grave error.


en el mundo los colombianos somos parias, estamos hechos para lavar baños del primer mundo con una servilleta, incluso en españa no pasamos de sudacas. pero aquí nos encargamos de maltratar a los hijos de la guerra, los verdaderos punks a quienes les hemos robado su futuro para congelarlo en la cuenta bancaria de políticos corruptos que actúan de mártires (el peligro de la política y la religión) y todo como si nada. 

nos negamos a llamarlos ratas, pirobos, ladrones o espaldas mojadas. sus derechos tienen el mismo valor porque somos familia aunque a muchos les cueste aceptarlo. los atarbanes somos parias más cercanos a ellos que a los niñatos bien.





viernes, 13 de octubre de 2017

tú también quieres cambiar el mundo

U2

dublín, durante la década de los setenta del siglo XX, era más similar a las ciudades latinoamericanas de lo que se piensa. las diferencias de credo, la violencia política y la pobreza eran el entorno de un grupo de buenos muchachos que deseaban cambiar la situación. comenzaron siendo punks pero luego aprendieron a tocar sus instrumentos y tenían la poesía necesaria para cantar temas importantes. llamaron la atención y se tomaron un mundo en el que sus canciones de índole social hacían eco. en resumen, el sueño de cualquier banda de rock de adolescentes que leían libros, incluyendo la biblia.

cuarenta años después siguen juntos haciendo música, sin duda algo meritorio en el universo del pop and roll. eso sucede cuando los de la banda son amigos. hace más de diez años dejaron de ser relevantes, pues generaron una tendencia insoportable de copias al carbón sin la rabia necesaria para trascender. para nosotros la trilogía the joshua tree, rattle and hum y achtung baby! es parte de nuestro ADN musical. no hay duda de la huella que han dejado.

para su único concierto en bogotá hubo muchos contradictores que olvidan que es tan solo un concierto de rocanrol. la mayoría se quejaban por el carisma mediático de bono y lo que denominan "ansias mesiánicas". en nuestra atarbana opinión la gente puede hacer lo que le venga en gana si no le está haciendo daño a los demás. nosotros preferimos al de dublín que al diomédes díaz protegido por paramilitares para escapar de las consecuencias de su crimen, pero así es el país del sangrado corazón. en últimas bono ha llevado a cabo el sueño personal de muchos de nosotros: hablarle a la cara a los gobernantes de las ¿potencias? del mundo. tal vez incomode que sea un rockero millonario que no tiene escándalos de sexo o drogas (como nos tienen acostumbrados los gringos e ingleses), pero su dinero lo ha ganado haciendo música con una guitarra roja, tres acordes y la verdad. la mejor crítica es el modelo propio. los alter egos que ha creado son fundamentales para burlarse del poder. sin embargo, para nosotros no es grata su relación con apple y todos sus dispositivos ay!fon, ay!pa, ay!tuns y demás paparrachadas. nadie es perfecto.

estamos seguros que los doctores contradictores entran en un camino pantanoso si pretenden decir que los irlandeses no tienen un buen espectáculo al momento de ofrecer un concierto. todos queremos cambiar el mundo pero pocos se atreven.

domingo, 1 de octubre de 2017

medellín en canciones



el subtitulo de la portada reza: el rock como cronista de ciudad, y eso atrajo nuestra atención cuando vimos en libro en una batea de descuentos. Sabíamos del autor, diego londoño, por su participación en la agrupación unos vagabundos de la ciudad de medellín; por otra parte es locutor de una emisora pública del país.

la intención de buscar descifrar una ciudad como medellín a partir de canciones no es una idea nueva en éste tipo de literatura, pero es acertada. la estructura nos lleva a través de treinta canciones divididas en tres apartados: rock, punk y metal. entrevistas que buscan crear un perfil definiendo una canción desde la voz de los autores, describiendo el contexto histórico y social en que fue creada.

Por desgracia cada historia se cuenta en dos o tres páginas, lo que no es suficiente para alcanzar  a generar empatía por parte del lector que no sea medellinense; nos deja encendidos como en un coitus interruptus y sin oportunidad de más, puesto que es muy poca la información que tienen las redes al respecto. en eso radica la importancia del texto. de cualquier manera es de lectura obligada para quienes quieran tener un mejor conocimiento de la escena en la capital de la montaña, fue publicado en 2014 por ediciones b.



domingo, 27 de agosto de 2017

suricato


por éstos la música está prisionera. el exceso de mala comunicación, y peor información está pasando factura al arrogante ser humano con artilugios digitales en mano, y por favor no crean que hablamos del reggaeton, ese es un tema repetido y derramado que deja ver a los facsitas anti-rtimo en acción.

 suricato abre la jaula para que la música se de un paseo por bellos parajes. extraña agrupación en un país como el nuestro, lo que recala en elevar su valor. ¿jazz, rock, música tradicional o experimental? no, y todo la anterior al mismo tiempo



para fortuna del personal no son flor de un día. el miércoles 23 de agosto lanzaron detrás del sol su tercera producción. no pretendemos describir su música, para eso sirven los medios digitales tan abundantes por éstos días. tan solo diremos que es música que nos gusta porque es honesta.





lunes, 17 de julio de 2017

"cartas sin marcar" nueva canción




anunciamos nuestro regreso atarbán con un compilado de grabaciones callejeras de baja fidelidad: bootlegs vol. 1 compuesto por versiones atarbanas de canciones inolvidables para el grupo. para comenzar vamos con cartas sin marcar de andrés calamaro. todas las tomas son en directo, en el estudio, en la calle o en bares cutres y apestosos en algún lugar del mundo.


domingo, 2 de julio de 2017

música para oídos zurdos


música para oídos zurdos. rock y rap de resistencia en bogotá es un libro recopilatorio de artículos publicados en el periódico desde abajo, escrito por diego sánchez gonzález.

el libro se concentra en la relación entre la música "joven" y la política, desde la década de los setenta hasta nuestros días. el vínculo que tienen el punk  y el metal generados en barrios obreros y el movimiento de izquierda, tan denostado en colombia. está estructurado en tres grandes secciones: rock, punk y rap en forma de entrevistas a las bandas protagonistas de la escena. 

en nuestra atarbana opinión es una perspectiva valiosa y esclarecedora de ver y entender la función de la música de resistencia en un país indudablemente desigual como el nuestro. la música entendida como un arma para hacer notar las fallas de nuestra cacareada democracia. se puede entender como un estudio sociológico más que musical relatado a partir de la reunión de jóvenes que ven en la música una forma de expresión y compromiso para sobrellevar la desventaja en que la sociedad los ha puesto por motivos de clase.

para muchos es un mundo totalmente desconocido, mostrado con honestidad y desenfado, es ese justamente el valor que tiene como documento. la forma como la comunidad asume su valor humano y político es de admirar pues no es la norma en colombia. hacer música de la nada, literalmente, usando ollas y escobas en un principio, comprando de manera cooperativa instrumentos para ser compartidos por varias bandas, organizando una escena propia como la de britalia, sin pretender por eso hacer demagogia sino un ejercicio de civilidad. no es de extrañar entonces que la música sea agresiva, contestataria y rabiosa, es un reflejo de nuestro país.

por otra parte es clara la participación activa de las mujeres, luchando cada palmo con el machismo, tradicional en la mayoría de los géneros musicales. sin embargo ninguna cede ni se ablanda, son fuertes y llevan el liderazgo en el tema, da gusto.

el único reparo que tenemos ante el libro es el descuido desde la parte editorial, hay una enorme cantidad de errores de ortografía, redacción e impresión que seguramente se hubiesen solucionado de haber tenido alguien encargado de la corrección de estilo. aun así su lectura no tiene desperdicio.